Skip to content

La Operación Lezo en los medios: hay que hablar más de la trama.

abril 21, 2017

Desde que Podemos presentara el lunes su nueva campaña comunicativa, basada en el llamado “Tramabús”, esta ha sido ha sido objeto de numerosas críticas. No nos referimos a astracanadas como las de Juan Cruz en El País, que lo compara con la marcha de los fascistas sobre Roma, sino a las dudas respecto a su utilidad o pertinencia planteadas desde posiciones más serias.

El caso es que los últimos acontecimientos y su narración a través de los medios de comunicación demuestran que, con autobús o sin él, es necesario explicar en qué consiste eso que desde Podemos están empezado a llamar “la trama”.

A la hora de preguntarnos por qué da la impresión de que la corrupción no importa a la ciudadanía es necesario tener en cuenta el modo en el que el fenómeno ha sido trasmitido. La Operación Lezo, muy completa por todos los actores implicados que han salido a la luz, es muy útil en este sentido.

La rama política: el caso aislado número un millón

La manzana podrida, los que salieron rana y el que engañó a todos en el partido. El argumentario del PP para defenderse ha sido ampliado por unos medios que, robando contexto y apostándolo todo al periodismo de declaraciones, se han mostrado incapaces o poco interesados en explicar cuánto de sistémico tiene el tema. Ésta no ha sido una excepción.

De hecho el énfasis por sacar a Cifuentes limpia de lo ocurrido ha sido protagonista en muchas informaciones. Especialmente ha sido así en los telediarios de TVE, en los que los esfuerzos por mantener al gobierno actual de la CAM fuera del caso han sido muy superiores a los dedicados a explicar el desfalco.

LezoTVECifuentes

En los informativos del miércoles se repitió en numerosas ocasiones que la investigación partía en 2015 con la presentación de documentación por parte del gobierno regional, ocupando las declaraciones de Cifuentes una parte importante de la información.

Sin embargo, otros medios como El Mundo señalan que la entrega del gobierno regional a la fiscalía tuvo lugar en julio de 2016, después de que los tejemanejes de uno de los detenidos se hiciesen públicos gracias a la filtración de los llamados papeles de Panamá. Cambia bastante la película con este dato.

Como lo hace si tenemos en cuenta que Cifuentes era consejera del Canal de Isabel II durante el mandato de González. Tampoco estaría mal hablar del trabajo de denuncia hecho por la plataforma contra la privatización del canal, que incluye la publicación de un libro explicando “el plan de saqueo”, y contar qué papel ha tenido la comisión para la auditoría de la deuda de la asamblea de Madrid.

lezoplataforma

 

Se constituyó en julio de 2015 a propuesta de Podemos para “”analizar la gestión y el origen del endeudamiento de la Comunidad”. Votaron a favor del resto de grupos parlamentarios exceptuando al PP, que con Cristina Cifuentes a la cabeza decidió abstenerse.

lezoelpais

También lo hizo como parte del grupo Isabel González, que tiene tres familiares detenidos en la operación. No sabemos si ella o los imputados que han tenido que abandonar su escaño durante la legislatura por estar relacionados con casos de corrupción forman parte de esa “época oscura” ajena a la presidenta a la que se refiere El País.

Lo del alto cargo del Gobierno sin determinar que, tal y como se desprende de las escuchas a González, avisó hace dos meses al expresidente de que iba a ser detenido es tan oscuro como presente. A raíz del chivatazo los investigados cambiaron sus hábitos.

En los informativos de la televisión pública esta gravísima situación sólo se ha mencionado como algo secundario dentro de la reseña de la petición de explicaciones por parte de la oposición por el comportamiento del fiscal anticorrupción.

Rama judicial: la fiscalía (anticorrupción) te lo afina

Respeto al trabajo de la justicia, no haremos comentarios mientras la investigación esté abierta, eso se tiene que dirimir en los tribunales. La separación de poderes también es contagiosa y el uso selectivo que hacen de ella desde los partidos señalados parece que, en muchas ocasiones, se les pega a los que se dedican a informar.

La cadena Ser publicaba ayer que el fiscal anticorrupción había intentado frenar la investigación contra el expresidente de la CAM.

LezoMoix

En general lo publicado por la Ser se ha contado, en muchos casos por la ya mencionada petición de la oposición, pero hay otras informaciones de gran utilidad para entender el hecho que han quedado fuera de los informativos de la pública.

Según eldiario.es, un pinchazo telefónico del que estaba avisado el Fiscal General muestra la alegría de Ignacio González con el nombramiento del fiscal anticorrupción porque esto resolvería sus problemas judiciales. En otro, desvelado por el mismo medio, se muestra que el expresidente sabía con meses de antelación que Manuel Moix iba a ser elegido para ocupar el cargo.

Su historial como jefe de la Fiscalía de Madrid, también ignorado, serviría para mejor el lodazal: denunció al juez Elpidio Silva por el proceso que acabó con Blesa en la cárcel, rechazó acusar a Aguirre de desobediencia por su comportamiento con los agentes de movilidad y evitó que Rato durmiese en el calabozo.

Rama empresarial: el que paga, manda.

Aquí no hay coletillas porque lo que reina es el silencio. Los papeles de Bárcenas son un buen ejemplo del poco interés demostrado por los medios a la hora de hablar del que paga al corrupto. A pesar de que sin empresarios dispuestos a cometer ilegalidades para enriquecerse a costa del dinero público no habría corrupción, el tema siempre ha quedado en segundo plano.

Lo cierto es que en este caso la información ofrecida ha mejorado a la habitual. En el caso de TVE el telediario del mediodía informaba de los nombres de casi todas las empresas que habían sido registradas a esa hora. Sí, nos conformamos con poco:

Lezoempresas

En La Sexta, también al mediodía, daban una información más completa pero igual de selectiva. Se hablaba de los 1,4 millones que habría pagado OHL a cambio de la adjudicación de la construcción de un tren de Cercanías y se mencionaba a Villar Mir y el “compi yogui” López Madrid. Estos detalles, ya conocidos y de gran utilidad para entender de qué va la operación, no eran ofrecidos por el telediario de la pública.

Urbaser, otra de las empresas investigadas, no aparecía en ninguno de los informativos. En el momento en el que ocurrieron los hechos era propiedad de Florentino Pérez.

La Sexta, que en general ha ofrecido una información más completa que la de TVE, mostraba también una posición sospechosa en el caso de otros empresarios imputados: los relacionados con la comunicación.

Rama mediática: periodismo es nuestra religión.

En su entrevista a Juan Luis Cebrián, Jordi Évole preguntaba por el grado de influencia que tiene el accionariado de los medios en su línea editorial. La pregunta es importante, sobre todo teniendo en cuenta la entrada de bancos y grandes empresas en los consejos de administración que se viene produciendo los últimos años. La respuesta de Cebrián, “nada de nada”, se puede poner en cuestión con algunas de las revelaciones del caso.

Según se desprende de la investigación, el consejero delegado de La Razón Edmundo Rodriguez Sobrino, detenido por su papel en el Canal, habría ordenado a Mauricio Casals, presidente adjunto de Atresmedia, realizar una campaña en sus medios contra Cifuentes para que se parase la investigación.

En una conversación recogida en el sumario Marhuenda asegura que ya ha publicado alguna noticia falsa contra la presidenta a modo de aviso mientras que Casals comentaba que Cifuentes tenía “que ver que no es sólo La Razón, sino que está la Razón, Antena 3, Onda Cero, La Sexta”.

El Español publicaba ayer la siguiente noticia:

lezoespañola3sexta

En realidad no era cierta del todo. En La Sexta sí habían mencionado a Edmundo Rodríguez Sobrino y, como respuesta a lo publicado, el informativo del jueves emitía una pieza titulada “La Sexta no oculta a Rodríguez Sobrino” que terminaba con la frase “por si alguno no se ha enterado”.

Tampoco era la cosa para venirse tan arriba. El miércoles a mediodía se mencionaba a Rodríguez Sobrino sin hablar de su relación con La Razón y Atresmedia. Por la noche aparecía por primera vez, bien entrado el telediario y durante unos diez segundos, Marhuenda. Aparentemente había decidido emprender la campaña contra Cifuentes por su cuenta.

De Mauricio Casals no se dice nada hasta el jueves al mediodía. Es mencionado de pasada junto a Marhuenda y en la información de su imputación se obvia que la campaña parte del consejero delegado. Tampoco se precisa el cargo de Casals en Atresmedia.

En TVE, quizá porque salvar a Cifuentes era la prioridad, se ha informado con algo más de precisión, y sin el cuentagotas de nombres, de esta parte del caso.

A pesar de que el director de uno de lo diarios de tirada nacional ha sido pillado reconociendo publicar informaciones falsas, no han aparecido hasta el momento editoriales en los periódicos que luchan contra la posverdad y las fake news: igual es que la mentira no era tan importante como su supuesto emisor.

Anuncios

From → Artículos

2 comentarios
  1. så flott ! så flinke jenter. godt at der er noen som deg,som tar ansvar for opplæring av den oppvoksende del av befolkningen. SUPERT.fin blogg. mye inspirasjon. TAKKRita

  2. Hola Margarita, me podrías enviar los calendarios de los cursos para organizarme y estar al pendiente, me interesan todos y en especial “Tu puedes Sanar tu vida”. Mil gracias. un saludoMaru

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: