Skip to content

Sugerencias de cara a una más que improbable nueva ola de calor

agosto 12, 2012

El pasado viernes el telediario de TVE dedicó la mitad de su duración a una exhaustiva cobertura de la ola de calor. De cara a futuras ediciones les sugerimos desde aquí una serie de ideas para que puedan dar cobertura a otras minucias sin dejar de lado lo importante: que en verano hace calor.

Tantísimo calor hacía el viernes, ofú, que cualquiera diría que en España no hay 5 millones muy largos de parados. ¿Pasan los parados calor? ¿Tienen aire acondicionado las oficinas del INEM? ¿Siguen utilizando los empresarios la amenaza “hace mucho frío ahí fuera” con estas temperaturas? Lo cierto es que para ser justos el TD1 sí habló de precariedad y desempleo. Y lo hizo en clave positiva y con un enfoque de lo más creativo porque a pesar del horrible calor que hace estamos de vacaciones. Entre esos quince minutos de crucial información sobre el asfixiante calor se escondía la exclusiva: las heladerías estaban a reventar. La noticia iba de eso. Así, en plan literal. Pero el mensaje era claramente que se habían hinchado a hacer contratos de tres días. Todo un alivio para este otro dramilla no estacional.

“El que no se consuela es porque no quiere y encima con una sonrisa” decían mientras nos mostraban la imagen de un churrero que joder, imaginad qué calor. Pero con trabajo, ¿eh? Siguiendo esta linea la noticia podría haber sido “En Agosto no hay desahucios”. En Estados Unidos se suspenden en invierno por razones humanitarias, como si dejar alguien en la calle en otros momentos del año fuese humano. Aquí lo hacemos en verano por otro tipo de razones: la gente está de vacaciones…con esta caló. Entre los 12 (¡12!) testimonios recogidos respecto a las temperaturas infernales que hemos sufrido todos se podría haber escogido a uno de los miembros de las más de 400.000 familias desahuciadas desde el comienzo de la crisis. Son tantas que igual hasta así lo hicieron pero yo qué sé, qué menos que preguntarles por lo suyo. Aunque hubiese sido con la coletilla “con este calor”.

Una anecdotilla desde Frankfurt para la que tampoco hubo tiempo es que el BCE insta a España a rebajar salarios. ¿Conseguiremos acabar con este puto calor ganando menos? ¿Habremos adelgazado lo suficiente con los sudores como para apretarnos un poquito más el cinturón? ¿Alcanzará el salario mínimo interprofesional las temperaturas máximas de los Campos de Montilla, Córdoba? Todo especulaciones, ya lo sé, que en nada casan con el compromiso de los profesionales de TVE para con la información veraz. Y verdad universal con la que nos está cayendo lo cierto es que solo hay una: lo mejor es darse un baño en el mar porque, joder, ¡qué calor!

Y es que el riesgo de sufrir un golpe de calor es alto. Casi tanto como el de que haya incendios. Más si tenemos en cuenta lo que denunciaron ayer los bomberos de la Comunidad de Madrid. Debido a la alarmante falta de efectivos y a un accidente llegaron a quedarse sin protección Alcalá de Henares, Torrejón, Coslada y Alcobendas. Los bomberos que había estaban en otros incendios. En todos los casos con medios insuficientes como el ocurrido en Alcalá al que solo pudieron acudir dos bomberos. Uno de ellos de casi 60 años, “a cuatro guardias de jubilarse” y ¡con este calor! Luego se descontrola un fuego en estas zonas y parece que ha sido un fenómeno natural. Como la crisis que a ver si hay suerte y, virgencita, se acaba ya. El caso es que podría haber acabado todo en llamas.

Hablando de crisis y llamas, ¿qué tal por Atenas? Te torras, supongo que allí en agosto también te torras. Y más si vas de uniforme como los más de 2.500 policías que se movilizaron por sus calles para detener aleatoriamente y violando todos sus derechos a más de 6.000 inmigrantes en Atenas. A lo mejor habéis pasado del tema por la tabarra que disteis a favor de que gobernasen allí los que lo hoy lo hacen. Tranquilos, nadie se acordaría…con este calor. Además dijisteis que una victoria de Syriza era peligrosa para la democracia, no para los inmigrantes. Al parecer fueron todos para comisarías y academias de policía convertidas para la ocasión en centros de internamiento. Llegaron a meter a 170 personas en una habitación. Una violación así de los derechos humanos no es gran cosa, ni el miedo y las calamidades que pasaron allí tampoco lo son. Pero calor también pasarían, ¿no?

Anuncios

From → Artículos

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s