Skip to content

#LiquidarBankia. No debemos, no pagamos

julio 17, 2012

El Memorándum de entendimiento que nos impone Bruselas a cambio del rescate a los bancos contempla que, una vez Bankia haya cumplido con sus acreedores, podrá ser liquidada. Los acreedores son básicamente otros bancos a los que debe dinero, especialmente entidades alemanas.

¿Qué quiere decir esto?

El rescate para nuestra economía es, en realidad, para los bancos y sus acreedores. Y el que tiene el mayor agujero es Bankia. Para pagar este rescate, el Gobierno nos está imponiendo medidas que hacen cada vez más díficil la supervivencia y nos colocan en una situación de emergencia social. El rescate lo pagamos todos con recortes en los servicios públicos y subidas de impuestos y su único objetivo es que los acreedores de Bankia no pierdan lo invertido y nuestros gobernantes puedan seguir chupando a voluntad de nuestro erario, colocándose en empresas y haciendo turbios negocios de todo tipo.

¿Hay otra opción?

Si se liquida Bankia ahora, antes de la firma del Memorándum, quienes tienen allí dinero tendrán asegurados hasta 100.000 euros de sus ahorros. Una vez se haya firmado el Memorándum, esto NO ES ASÍ. Los únicos que tendrán asegurado su dinero son los bancos a los que Bankia debe. Liquidar Bankia ahora sería un primer paso para que los ciudadanos no paguemos las deudas de nadie. Ellos meten miedo con el tema de los pequeños ahorradores pero el Memorándum deja claro que éstos no solo no son la prioridad sino que, una vez esté resuelto lo que les importa, es más que probable que se queden sin nada.

’15MpaRato’, una plataforma surgida del 15M, interpuso una denuncia contra Rodrigo Rato por su gestión en Bankia. ¿Creéis que sin esta denuncia ciudadana, sin la presión en la calle y las redes sociales, Rato pasaría por el banquillo?

La querella incluye algo fundamental para el caso que nos ocupa: se pide la intervención judicial de la entidad. Esto le impediría la emisión de bonos (mecanismo necesario para consumar el golpe) y frenaría de facto el Memorándum en lo que a Bankia concierne (que, recordemos, es la mayor parte). Fernando Andreu, el juez que instruye el caso, va a estudiar el día 23 de julio si interviene judicialmente la entidad. Estamos, pues, ante un momento clave para presionar como ciudadanos e intentar evitar que nos roben el futuro.

No debemos, no pagamos

Desde agosto de 2011 estamos viviendo un golpe de estado lento. La reforma de la Constitución pactada por los partidos mayoritarios incluye una cláusula según la cual el pago de la deuda es una “prioridad absoluta“. O sea que si hay que cerrar hospitales y escuelas, rebajar prestaciones, quitar pagas, subir el IVA, vender empresas públicas, despedir funcionarios o hasta sacrificar una virgen se hace. Todo lo que sea necesario para pagar ‘nuestra’ deuda. Deuda que han comprando fundamentalmente bancos, entidades financieras y grandes fortunas. Ellos son la prioridad en nuestra Constitución dejando invalidados de facto todos los artículos que atañen al carácter social del Estado. España ya no se constituye, por tanto, en un “estado social y democrático de Derecho”, aunque así siga figurando en el artículo 1.

A lo largo de la historia son muchos los países que han decidido no pagar sus deudas por considerarlas ilegítimas o simplemente porque no llegaban. El último caso es Ecuador pero también lo han hecho antes Reino Unido, Francia o Argentina. Al tiempo, los inversores volvieron a confiar en ellos y hubo crédito de nuevo. Mientras tanto, una fiscalidad justa y progresiva o la persecución del enorme fraude fiscal que tenemos nos harían salir del trago. Austeridad para los ricos y causantes de la crisis hasta que nadie tenga que buscar en la basura.

Debemos hacer una auditoría ciudadana de la deuda. Separar pequeños inversores de grandes especuladores y a éstos, sencillamente, no pagarles. No pagarles porque no estamos dispuestos a que se pase hambre en nuestro país. No pagarles porque la deuda contraída por los bancos no es nuestra. Así nos enseñaron que era el capitalismo: a más riesgo, más beneficios. Y si no te sale bien, ahora sí, TE JODES. Quieren que paguemos las pérdidas derivadas de su avaricia con nuestro sufrimiento. Pero si no debemos, no pagamos.

Enlaces de interés:

Plataforma por una Auditoría Ciudadana de la deuda: http://www.auditoria15m.org/

Resumen de la querella de #15MpaRato y #liquidaBankia: http://15mparato.wordpress.com/a-toda-troika-le-llega-su-15m/#resumen

“¿Que hacemos con Bankia? Una propuesta de reapropiación democrática” de Madrilonia: http://madrilonia.org/2012/07/que-hacemos-con-bankia-una-propuesta-de-reapropiacion-democratica/

***Reenvía este texto. Difúndelo donde y como consideres oportuno. Su mejor arma es que no estemos informados***

Anuncios

From → Artículos

3 comentarios
  1. Adol permalink

    Sí señor, completamente de acuerdo. Esa deuda NO LA PAGAMOS

  2. Que bueno que ya se están aclarando las mentiras del neoliberalismo. Difundir este análisis.

  3. Josefina Espinosa i Garcia permalink

    Desgraciadament encara hi ha gent que dubta. Recordar aquella dita ” la unió fa la força”
    Endavant, aquesta no la paguem…!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s