Skip to content

Victoria del no (significarse) en la consulta sobre Somoano

julio 9, 2012

El pasado 29 de Junio el Consejo de Administración de RTVE, encabezado por el recientemente nombrado Leopoldo González-Echenique, comunicaba al Consejo de Informativos de TVE la propuesta de nombramiento de Julio Somoano como nuevo director de sus servicios informativos. El Estatuto de Información de la CRTVE recoge la necesidad de que su Consejo de Informativos elabore un informe sobre la idoneidad del candidato propuesto y para ello dicho organismo tiene potestad de convocar un referéndum entre sus trabajadores que sirva para la elaboración del informe. Y así lo hizo.

De los 1.607 trabajadores llamados a participar en esta consulta que el propio Consejo calificó de histórica solo 472 ejercieron su derecho al voto. Un pírrico 29,37% que debería llamar a la reflexión sobre quién ejerce el mandato constitucional de informar a la población española a través de la televisión pública y en que condiciones lo hace. Una oportunidad de oro para ejercer la autocrítica   de la profesión periodística o para cuestionar un modelo más allá de Llorentes o Somoanos.

¿Pero quién quiere autocrítica teniendo un partido político al que hacerle el juego? ¿Para qué un análisis en profundidad si nos ha llegado la noticia ya bien completa de agencia? ¿Hacemos lo de siempre? Venga, va. Titulares:

Los periodistas de TVE rechazan a Somoano como nuevo director de informativos

Público

Los profesionales de TVE rechazan a Somoano como director de informativos

El País

El 70% de informativos de TVE se abstiene en la consulta sobre Somoano

El Mundo

El referéndum sobre Somoano en TVE se salda con un 70% de abstención

Qué!

Victoria para todos, como casi siempre. A un lado del ring que no vote ni el tato es “rechazo” al nuevo director. Al otro la noticia es la abstención, cosa con la que podemos estar de acuerdo, pero no queda ni rastro de ella o de sus posibles causas en el cuerpo de la noticia más allá de señalarla en cifras.

Bien es verdad que la abstención es siempre algo muy complicado de explicar. Cuando se trata de unas elecciones habrá quién hable de desencanto con el sistema y quién diga que hacía mal/buen tiempo como para ir a votar. Ninguna de las dos es valida aquí. La pregunta era sí o no al nuevo director con lo que no hay lugar a la abstención porque no te guste ninguno de los candidatos y la respuesta se podía dar vía telemática durante dos días seguidos. Ya podías estar en el Caribe que con una conexión a internet hubiese sido suficiente.

De los citados diarios el único que se ha molestado en buscar la causa de la verdadera noticia que es la altísima abstención es Público. Se le reconoce este mérito a pesar de que en su titular haya arrimado el ascua a su ¿causa? hablando de rechazo al nuevo director. En un par de párrafos se habla de “miedo a las posibles represalias” según “fuentes cercanas” a TVE y de trabajadores técnicos a los que el nuevo director les da igual según Teresa Aranguren, miembro del Consejo de Administración.

Respecto al miedo aducido desde dentro de la cadena estamos seguros de que algo hay. Podría ser anecdótico pero desde ayer han llegado a este blog varios visitantes que buscaban en Google nombres de posibles salidas a corto plazo en RTVE. Algo querrá decir sobre este supuesto avance democrático y es aquí donde surge una pregunta clave: ¿era el voto anónimo? Según el consejo de informativos “el sistema garantizará la confidencialidad del voto” ¿Tienen dudas los trabajadores sobre el sistema de voto? Algo podrían haber dicho las “fuentes cercanas” de TVE a Público de ser así. En cualquier caso el miedo es libre pero también es razón suficiente para buscarle las vueltas al sistema de voto y discernir cuanto de justificado tiene. Nadie lo ha hecho.

En cuanto al interés de los trabajadores en la consulta la explicación de Aranguren (a los trabajadores técnicos ni les va ni les viene el nuevo director) podría complementarse con la dada por Juan Luis Gordo, portavoz del PSOE en la Comisión de Control Parlamentario de RTVE, que asegura que al no ser vinculante la gente no ha tenido interés. Y es aquí donde, teniendo en cuenta lo anterior, debería haber lugar para la autocrítica. ¿A quién no le gustaría que le preguntasen de forma anónima sobre su nuevo jefe? Por mucho que la pregunta fuese no vinculante estoy seguro de que todos estaríamos encantados. Y siendo el voto anónimo, ¿cómo sabe Aranguren que los que han votado son los periodistas y no los técnicos? Cómo ni nosotros ni ella podemos tener constancia alguna de esto que comenta tocaría preguntarse quién llega a trabajar en los informativos de TVE. Lo deseable sería tener a gente que se haga preguntas y que lo cuestione absolutamente todo. Gente capaz de ponerle peros a las fuentes oficiales de turno con otras a las que quizás lleve más trabajo acceder. Preparados para hacerse la pregunta adecuada en el momento justo. Pero a la luz de los errores que vemos a diario y la forma en la que nadie supera los límites de una cobertura convencional en base a las fuentes de siempre parece que lo que triunfa es el perfil bajo y no llamar la atención. Como en la consulta sobre Somoano gana el no significarse.

Anuncios

From → Artículos

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s