Skip to content

#nimileuristas: kit de supervivencia al kit de supervivencia de El País

marzo 21, 2012

¡Hey tú! Sí, tú, precario juvenil. ¿No tienes ni para pipas? ¿La última vez que estuviste en un garito tuviste que tirar de los refrescos sobrantes de las copas de otros para no morir deshidratado? Ese abrigo de piel vuelta que me llevas era de tu padre, ¿no?

Tranquilo, estamos contigo. Goldman Sachs, Lehman Brothers y el Banco de Santander como grandes beneficiados de esta masiva estafa a la que llamáis crisis presentamos, a través de nuestro órgano de expresión El País, una nueva sección para amenizar tus viajes en cercanías de dos horas al polígono y esas mañanas en casa pulsando el F5 delante del Infojobs. Moderna, dinámica y en general bastante cool: con almohadilla, sin mayúsculas ni espacios porque las redes sociales han cambiado nuestra relación contigo, joven lector; con vuestros testimonios concienzudamente seleccionados por nuestros becarios, precarios como tú, siguiendo los expertos consejos de nuestra progresista dirección; tus trucos para colarte en el metro y merendar gratis en el Carrefour. Bueno no, eso no.

Aquí unos ejemplos de lo que podrás leer. ¿No puedes aguantarte eh, goloso? Vamos, no lo dudes. Sísale 1,30 del monedero a tu abuela y corre para el kiosko, que ya empiezas a oler un poco a opositor.

¿Quién quiere estar casado con 24 años, tener tres hijos a los 28, vivir en un cuarto sin ascensor, viajar al mismo pueblo cada verano y comer paella todos los domingos?” ¿Generación cangrejo? No parece (20-03-12)

Pudiendo no tener hijos nunca porque con 40 años seguirás siendo generación perdida. Con la posibilidad de vivir en el mismo cuarto que has vivido toda la vida y rememorar viejos tiempos mirando las pegatinas de He-man y Gijoe. Con opciones de no solo ir al pueblo cada verano sino fijarlo como residencia oficial porque allí cunde más el subsidio y te puedes poner un huertecito. Y seguir comiendo paella todos los domingos con la comodidad de no tener que desplazarte desde tu casa porque o no te has independizado o te ha tocado dar marcha atrás hacia el cuarto sin ascensor de tus padres que despreciamos jocosos desde la redacción de El País. ¿Quién quiere que se respeten sus derechos de acceso a una vivienda y un empleo digno? Pudiendo comer sushi, pad thai y schawarmas e ir a Berlin a visitar a la mitad de tu pandilla que trabaja fregando platos en un sitio super chic. No seáis paletos y dejad de quejaros. Mirad la vida de manera positiva y colgad orgullosos vuestros títulos de licenciado, máster y doctor sobre el póster de Marta Sánchez en Interviu o el de New Kids on the Block de la Superpop. Eso sí, cerrad las puertas del cuarto al salir y no lo pongáis en el currículum que no está bien visto eso de haber estudiado para ser reponedor.

Son los triunfadores. Los jóvenes que están consiguiendo lidiar la crisis con sueldos superiores a 1.000 euros(…) Elegir bien la carrera es una de las claves del éxito para aquellos que pretenden rebasar la barrera del mileurismo al inicio de su carrera o de quienes no están dispuestos a conocerla nunca. Eso es lo que dicen los ingenieros, que son los profesionales más demandados del mercado actualmente” Así se ganan más de mil euros (13-03-12)

Porque donde hay vida hay esperanza y donde hay esperanza recortes y donde no, también. ¡Ponte las pilas! Estás a tiempo de borrar tu pasado y deshacerte de esos vergonzantes siete años de estudio en el campo de la investigación científica o las letras. ¡Ay las letras! ¿Qué quieres que piensen los profesionales de Recursos Humanos? ¿Qué eres un porreta? Apuntate y en cinco o seis añitos con tu máster de 10.000 euros serás ingeniero y ganarás la friolera de 1.200. Con alta en la Seguridad Social y un contrato temporal que, si te esfuerzas, podría pasar a ser otro contrato temporal. Díselo a tu hermano pequeño y que corra la voz entre sus amigos y para 2020 ¡todos ingenieros! Con lo que disfrutamos nosotros pidiéndole a un licenciado que nos meta más ketchup en el Happy Meal cuando podamos decírselo a un ingeniero el consumo se disparará de forma exponencial. Al tiempo.

Míralo por el lado bueno. Cuando teníamos nos atormentábamos en gastar con cabeza: ahora que apenas nos llega, el malabarismo lo hacemos para que el mínimo gasto extra nos sepa a derroche de cuando éramos “ricos” Kit #nimileurista para sobrevivir a la primavera (13-03-12)

¿Cómo qué no te acuerdas de cuando eras rico? Tú debes de ser el de letras. Repite conmigo: viví por encima de mis posibilidades, viví por encima de mis posibilidades, viví por encima de mis posibilidades. Ahora sí. No hay ninguna razón para que vayas hecho un desharrapado. Tu vida no tiene porque parecer una peli de Ken Loach. ¡Ponte guapo! Estar mono no es cuestión de tener dinero. Es como el trabajo,  si le pones ganas y esfuerzo es raro que no acabes siendo todo un triunfador. Date un capricho de vez en cuando. Tómate un chato de vino de la casa en el bar de abajo. Nosotros no nos lo creemos pero según nuestra redactora de tendencias si cierras los ojos, te pones una pinza en la nariz y a Chopin en tu mp3 para no escuchar ni la tragaperras ni la televisión puesta a un volumen atroz puedes llegar a sentirte como tomando una copita de Vega Sicilia mirando al Mediterráneo desde tu balcón. En fin, debió de estudiar lo mismo que tú.

Anuncios

From → Artículos

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s